Liderazgo con valores

Nos enfrentamos a un 2021 lleno de retos y dificultades pero también de grandes oportunidades, lo que hace que sigamos debatiendo y hablando de temas tan interesantes como el de hoy Liderazgo, y además en cualquier ámbito, sea cual sea, laboral, empresa, político, social etc….

Hoy, los equipos, las empresas, las organizaciones y la sociedad en general, precisa de buenos, grandes y eficientes Líderes. En mi opinión, precisamos para estos nuevos tiempos de personas positivas, inspiradoras, colaborativas, con grandes valores personales, con visión y capacidad de gestión, conocimientos, habilidades de comunicación y grandes de dosis de inteligencia emocional, así entiendo el Liderazgo. Así entiendo construir un futuro mejor en el mundo de la empresa, del empleo, de los equipos y de las personas que los forman.

Estamos en tiempos de pandemia, llevamos casi un año de ritmos frenéticos donde la incertidumbre y el cambio están en el día a día de todos nosotros, todo se esta transformando y el liderazgo no es una excepción en esta nueva era.

Liderazgo con valores

Los líderes deben enfrentarse a esta nueva etapa de otra forma, las personas están en el centro de toda estrategia, y ellos, los líderes, han de conectar con su público, con su equipo, para conseguir confianza y compromiso…ello es posible cuando contamos con personas que lideran con valores, porque a través de este liderazgo se llega a contar con empleados/equipos comprometidos.

En uno de los eventos celebrados el pasado año sobre liderazgo (Busines Talks 2020), se hablo de la importancia de integrar los valores en los nuevos modelos de liderazgo. Se hablaba de la autenticidad, de la ejemplaridad como características básicas de un líder para generar confianza ante los nuevos escenarios.

Tenia muchas ganas de volver a publicar un post, tenía muchas ganas de empezar este nuevo año hablando de algo para mi tan importante. El Liderazgo con valores marca y marcará muchas decisiones y muchas acciones en estos próximos meses y para ello necesitamos reinventarnos, adaptarnos y ser mejores líderes, no solo por el bien de las empresas, sino por el bien de todos.

Aquí te dejo una infografía, con esos rasgos y características de personas que lideran con valores, con positivismo y con el coraje de afrontar los nuevos retos venideros.

LIDERAZGO

¿Te atreves a liderar en este 2021? …yo apuesto claramente por trabajar para ello!!!

Muchas gracias!!

¡¡Un abrazo!!

El liderazgo y sus raíces

La raíces sobre las que florecemos dicen mucho de nosotros mismos, tanto a nivel personal como profesional. Hoy en día, necesitamos un liderazgo con unas buenas raíces para inspirar a nuestros equipos y generar valor dentro de las organizaciones.

Os comparto hoy mi primera infografía para un gran tema: Liderazgo….y su raíces

liderazgo

Muchas Gracias!!!!!

Yolanda Muñoz

Mediocridad en el liderazgo

¿Por qué hay tantos jefes mediocres? ¿Por qué abunda tanto la mediocridad en el liderazgo? Seguro que te has hecho alguna vez estas preguntas ¿verdad? En el post de hoy quiero tratar este tema, que es de lo más interesante, y qué es lo que lleva a las empresas a promocionar y mantener en sus puestos a personas que no están capacitadas para liderar equipos.

Aquí os dejo algunas razones:

  1. Las organizaciones se centran en resultados económicos: la importancia de los números frente a las capacidades humanas y de liderazgo de y para personas.
  2. Decidir la promoción interna en criterios de competencias Técnicas: rigor dentro de la empresa para capacitar en liderazgo de equipos a la persona que lo requiera, no nacemos sabiendo liderar equipos, pero podemos aprenderlo.
  3. No tener definido dentro de la empresa las competencias clave, valores y mapa de talento interno: Liderar equipos requiere una serie de competencias y habilidades seriamente a considerar dentro de nuestra selección de líderes en equipos, no todo vale.
  4. El liderazgo de Imitación: Si nosotros hemos aprendido de un líder mediocre, ¿Cómo actuaremos? …como ellos lo hicieron y esto hará que pongamos en claro riesgo el desarrollo de nuestros equipos y el futuro de la empresa.
  5. El líder que deja de aprender y de cultivarse, genera equipos mediocres: las personas que llegan a puestos de liderazgo importantes en la empresa, en ocasiones se olvidan del aprendizaje continuo que todos debemos cultivar en cualquier etapa profesional, esto les lleva a una zona de confort demasiado peligrosa y nociva.
  6. Las organizaciones no generan encuestas o sistema de valoración de managers o líderes: sobre lo que no se sabe no se actúa, sobre lo que ni siquiera se quiere saber no existe…dice el refrán “que no hay mayor ciego que el que no quiere ver”.
  7. Existen líderes mediocres que a su paso van generando toxicidad y más mediocridad…y se mantienen en las empresas por una razón de “costes”, sin ser consciente la propia empresa que el mayor coste es mantenerlo…

Es cierto que todos debemos aprender y gestionar nuestra relación profesional con los manager o líderes que nos toquen en cada una de las organizaciones en la cuales trabajamos, pero también lo es que este tipo de líderes que hoy os traigo en este post, difícilmente nos podrán inspirar a desarrollar todo nuestro potencial, más bien no harán “salir corriendo” de allí donde estén.

Como dice un gran amigo mío, las personas no se marchan de las empresas, se marchan por sus jefes.

La buena noticias es que existen multitud de líderes inspiradores que nos ayudarán a crecer y a brillar, en ellos debemos buscar el ejemplo, otro día hablaremos de ellos largo y tendido :).

Os dejo esta infografía para que descubras los 10 rasgos que delatan al Líder Mediocre:

mediocridad en el liderazgo

 

Muchas gracias!!

Un saludo

Yolanda Muñoz

Liderazgo: ¿Cueces o enriqueces?

Cuánto se ha escrito y se escribirá sobre liderazgo ¿ verdad? Es un tema siempre candente y de actualidad por la importancia que tiene durante su ejercicio (el papel de líder) y las consecuencias que una u otra forma de liderar tienen para un equipo o para una organización entera (modelo de liderazgo). Diríamos que el liderazgo en una empresa u organización, es esa hoja de ruta tan importante para que la propia organización tenga sentido y propósito y donde en base a él se influirá y desarrollarán todas las personas que la conforman.

Si nos ponemos analizar los distintos modelos de liderazgo que existen dentro de las empresas, veremos que son muchos y diversos, ¿buenos o malos? Dependerá de la visión de la propia empresa y de su líder y de cómo los miembros que forman parte de esa empresa “toleran, asuman o vivan” dicho liderazgo.

Mis líderes o managers durante mi trayectoria

A lo largo de mi trayectoria profesional he tenido distintos líderes o managers con los cuales he trabajado, los he tenido de todo tipo,  mi mejor líder, mejor dicho “Lideresa” sin lugar a dudas ha sido Julia Rodríguez Arellano, con ella siempre crecías y te enriquecías, aprendías y confiaba plenamente en tu potencial y en tu persona. Julia es una líder nata de personas, llena de valores que han hecho de ella una magnifica profesional, para mí ha sido todo un honor trabajar y crecer a su lado, siempre le estaré agradecida, muy agradecida y además he de decir que a título personal la quiero y mucho.

Por otro lado, también he tenido manager o líderes donde claramente te “cueces”, son mediocres y sin capacidad alguna para liderar ni personas ni proyectos, pero ahí están…los mantienen por distintas motivaciones inexplicables, donde todo el personal a su cargo sufre y mucho…de este tipo de líder, cuanto más lejos mejor……y cuanto más los erradiquemos de las empresas también mucho mejor, ya que tarde o temprano el peaje a pagar por “mantenerlos” en la organización será insostenible…y aún más en los tiempos que  vivimos.

liderar equipos

Así mismo, durante estos años, también he desempeñado distintos roles o puestos donde he sido líder o manager de equipos, siendo ello una responsabilidad muy importante ya que tomas consciencia de como tus acciones tienen un impacto directo en el equipo, y que está en tu mano poder desarrollar a todos ellos, impulsando y trabajando por aunar objetivos empresariales con motivaciones y compromisos del propio equipo para lograrlos.

Lo que aprendemos depende de los jefes

Antes de profundizar un poquito en la pregunta que lanzo en el post, diferenciemos entre líder y jefemi admirado Juan Carlos Cubeiro, en uno de sus artículos comenta la importancia del liderazgo, habiendo una necesidad de pasar de jefes tradicionales a “gestores de equipos” y, en este sentido, afirma que el 90% de lo que aprendemos en términos de talento depende de los jefes.

El liderazgo no es tener la vara de mando, sino “un talento para influir decisivamente en los demás”. Así, Cubeiro destaca aspectos tan reveladores como que el 60% de la productividad de una empresa depende de la capacidad directiva del líder y que hasta el 70% de la gente que abandona una empresa es por su jefe (que no líder).  Por eso, “es fundamental pasar de jefes con J a jefes con G, generadores de capacidad”, entenderéis que estoy totalmente de acuerdo con este planteamiento y esta forma de ver y vivir el liderazgo.

Cuando lideramos, debemos ser conscientes de la responsabilidad tan grande que ello conlleva y de las consecuencias que esa forma de liderar tiene para nuestro equipo y nuestra organización, cuando todo está alineado y “bien alineado” es cuando todo fluye, llegando con ello a conseguir equipos de alto rendimiento, donde todos sus miembros son parte de los resultados y del bienestar generado.

¿Cueces o enriqueces?

Cuando pensé en lazar este post, la verdad es que la pregunta me salió sola, ya que cuando uno lidera o le lideran, puede sentirse vivo, motivado, creativo, ilusionado, comprometido, ser embajador de la propia empresa, etc. Ello siempre viene precedido de estilos o modelos de liderazgo que enriquecen, que hacen brillar a las personas sacando lo mejor de cada una de ellas, donde el desarrollar potencial humano se convierte en eje para llegar a los retos marcados, generando orgullo de pertenencia y compromiso.

Por el contrario, cuando alguien lidera desde la autoridad, sin valores, bajo el ordeno y mando, sin criterio, donde no se da valor a nada que no sea lo propio, donde el foco es el error y nunca el acierto, donde el reconocimiento no existe, donde se desconfía de todo y todos, etc. Entonces, estás bajo un estilo o modelo de liderazgo donde te cueces, no hay alegría, no se comparte nada, hay miedo, no se crece, no hay aprendizaje, no opinas ni se te tiene en cuenta, si opinas te señalan o etiquetan,  no hay proyectos retadores etc…….aquí llegamos a una cocción tan alta que pueden llegar incluso a tener consecuencias de salud para personas del equipo y esto no es ninguna broma ni tema baladí.

Los líderes que cuecen a las personas de su equipo normalmente tiene una actitud de tiranía. Se caracterizan por no valorar a sus empleados, cometen faltas de respeto profesional, no ven el valor añadido de cada miembro del equipo, son malpensados por naturaleza, desconfiados, mediocres, llenos de inseguridades camufladas en ese carácter de soberbia del cual alardean, les gusta la sumisión y la obediencia en todo, no admiten criticas ni opiniones distintas a la suya……imaginad el clima laboral que se  vive con ellos.

  • Son Negativos, nunca hablan de las buenas cosas
  • Desmotivan
  • Nunca utilizan el reconocimiento, cuando todo va bien es por él/ella, cuando algo va mal es por el mal trabajo del equipo
  • No tiene visión ni a medio ni a largo plazo, no saben planificarse
  • Ejerce control sobre todo lo que hace su equipo, desconfían
  • No hacen participar a su equipo en las decisiones ni proyectos
  • No valoran las opiniones ajenas, solo valen las suyas propias
  • Asertividad es una palabra desconocida para él/ella
  • No practican ni empatía ni humildad
  • No hay ejemplaridad ni en su hacer ni en su decir
  • Acciones y comportamientos tóxicos

¿Os parezco una exagerada con lo dicho en párrafos anteriores? Por desgracia no lo soy, y existir existen, haciendo muy difícil y muy duro el trabajo para muchas personas, por este motivo, la gente en cuanto puede huye de ellos, provocando una alta rotación allí por donde pasan….

Líderes que enriquecen a las personas, son líderes que hacen brillar a las personas de su equipo, marcan una clara diferencia y generan unos ambientes de trabajo totalmente opuestos a los comentados anteriormente.

Podríamos destacar de este tipo de liderazgo entre otras muchas cosas las siguientes:

  • Confianza en su equipo y en ellos mismos
  • Retadores, fijando objetivos que son compartidos por las personas del equipo.
  • Persona de valores humanos importantes
  • Mentores, personas que comparten conocimiento
  • Utilizan el reconocimiento con herramienta de motivación
  • Afrontan los cambios con normalidad y adaptación
  • Son transparentes y cultivan una buena comunicación, siendo la honestidad un punto fuerte de ellos/ellas
  • Personalidad de fuertes convicciones, apuesta de forma clara por lo cree
  • Es un líder al servicio de su equipo
  • Cuenta con una alta inteligencia emocional
  • Habilidad para la escucha activa generando espacios de confianza
  • Promueve el aprendizaje continuo desarrollando a su equipo
  • Constructivo y consecuente con su Feedback tanto positivo como de mejora
  • Conducta ejemplar en el hacer y en el decir
  • Es humilde, sabiéndose vulnerable

Un buen líder no tiene miedo a la gente con potencial, con capacidades, siempre buscara la forma de apoyar a estas personas para que puedan encontrar el desarrollo que desean, nunca pensaran en “deshacerse” de personas con Talento, sino que las apoyaran y les darán paso cuando sea necesario.

Hace unos días, leyendo un artículo, Euprepio Padula decía que la responsabilidad, la flexibilidad, la escucha, la valentía, la pasión, la inspiración, la honestidad, la curiosidad, la comunicación y la resistencia, son como los diez mandamientos del liderazgo, siendo la PASIÓN la principal de todas esas virtudes en opinión del autor “Ningún jefe podría inspirar si no le apasiona lo que hace”. Padula también destaca la importancia que tiene ser ejemplar y honesto. Y, sobre todo, buena gente. “No se puede ser un buen líder siendo una mala persona”

Conclusión: Son tiempos para ENRIQUECER, son tiempos de servir, de lideran dando ejemplo, los valores son y serán eje del hacer y ser de un líder, es hora de poner el foco donde siempre hubo de estar, en LAS PERSONAS, la inteligencia emocional será fundamental para liderar equipos y LA PASIÓN será la brújula de un gran LIDER para avanzar cada día.

Muchas gracias