Trabajar con agilidad o trabajar con prisas: Una gran diferencia

En ocasiones dentro del mundo de la empresa y de las organizaciones es importante trabajar con un ritmo ágil dado el escenario de incertidumbre que nos está tocando afrontar. Ahora bien, trabajar de forma ágil no tiene nada que ver con una forma de trabajar “de prisas”, como dice el refrán “las prisas no son buenas” y en ocasiones nos llevan a trabajar como “pollos sin cabeza”, esto, estaréis de acuerdo conmigo, es totalmente opuesto a trabajar con agilidad.

Leía hace un tiempo un artículo en el “El País” que decía “La prisa no es un valor añadido. Nadie es mejor profesional ni persona porque vaya rápido a todos sitios o porque exprese lo estresadísimo que está.”

Como conclusión a este párrafo sería algo así como el tomar consciencia de que la mayoría de las veces, ir deprisa no implica caminar más rápido o pensar de forma más ágil, significa estar y sentirse internamente acelerado, frenético…ansioso….

Llega un momento que nuestra confusión puede ser total…pero no somos conscientes de ello, ni lo pensamos, estamos y vivimos tan en automático que llegamos hacer de la prisa un estilo de vida…toda una locura…. ¿verdad?

Nuestro inconsciente, puede llegar a colocar a la prisa en un lugar de prestigio, porque ella indica que estás ocupado/a, muy ocupado/a, y eso se interpreta como que eres un/a gran profesional……y esto es la GRAN METIRA……pensemos…la prisa, este ir como “pollo sin cabeza” también puede ser sinónimo de no tener una buena gestión del tiempo, de desconcentración, de olvidos y desequilibrio personal y profesional, de ansiedad, etc. etc. etc.

En esta reflexión es cierto que pienso…. ¿Qué parte de responsabilidad tienen las propias empresas en ello?, ¿qué parte de responsabilidad tienen los líderes que lideran desde la prisa? … ¿Qué parte imitamos en todo ello de lo vemos o de lo que creemos que nos están pidiendo en nuestra empresa?” ……mi respuesta a todo ello es clara…aún nos queda mucho por hacer en las culturas corporativas, en las direcciones/comités de dirección y en los mandos intermedios.

Por otro lado, pensemos en el trabajo de forma AGIL, revisemos como puede ser el trabajar con este tipo de metodologías….

Leyendo varios artículos de Agile, leí la definición que daba Damián Buonamico , y me encantó, él nos dice:

“La agilidad es la capacidad de diseñar los pasos a seguir en función del aprendizaje que surge de los resultados producidos por los pasos anteriores y de la habilidad de adaptarse a los cambios del contexto, con el fin de alcanzar los objetivos propuestos de manera efectiva”

Este concepto de agilidad nos permite llegar antes a la satisfacción de objetivos. Esto no implica ir rápido. La rapidez aumenta el riesgo de cometer errores, descuidar lo importante y de advertir tarde que nos alejamos del objetivo.

Un reciente estudio presentado por Great Place to Work afirma que el 74% de las mejores empresas y el 54% del mercado en general utilizan herramientas y procesos ágiles, mientras que el 80% de las que lideran los rankings y el 60% de las restantes tienen mentalidad ágil. Y ello ¿Por qué?, pensemos por un momento en nuestro contexto actual, entorno VUCA (volátil, incierto, ambiguo y complejo) y una pandemia mundial COVID-19, todo ello nos hace ver que cada vez es más necesario evolucionar a modalidades laborales distintas o diferentes a las tradicionales.

¿Por dónde empezar? Los primeros que tendrían que trabajar ágilmente son los propios equipos de dirección, y es aquí donde está la principal dificultad.

Ventajas de trabajar de manera ágil

Algunas de las ventajas de trabajar de forma Ágil, con nuevas metodologías Agile, entre otras, son:

  • Permite poner el foco en las personas. Tener empleados motivados, en un entorno adecuado y que sientan que son apoyados redunda en unos mejores resultados. Aumento del compromiso
  • Fomenta la responsabilidad dentro del equipo y aumenta la autonomía y la transparencia. Trabajo colaborativo, que trabajan en colaboración y, lo más importante equipos que se auto-organizan.
  • Su uso permite identificar rápidamente cuáles son las tareas más interesantes en cada momento, priorización.
  • Las revisiones continuas permiten la adaptación al cambio de una manera más eficiente.
  • Facilita la priorización y toma de decisiones.
  • Mejora la experiencia del cliente. A través de feedbacks rápidos y precisos, gracias a un modelo de comunicación más colaborativo y cercano.
  • Proporciona una estructura flexible que permite entregar diferentes versiones en muy corto plazo de tiempo.
  • Cercanía con el cliente permite tener mayor conocimiento del mismo, aportando valor diferencial y evitando errores.

 

En conclusión, trabajar en un equipo que colabora, que se auto-organiza, que reflexiona sobre la forma de ser más efectivo, que es transparente, donde todos miembros saben qué tienen que hacer y qué hace cada uno, que se motivan y se desarrollan en su rol, donde la calidad de lo que hacen importa, donde las pruebas continuas hacen que sean flexibles y se anticipen y decidan en atención a lo que van revisando, si surge cualquier error, se sabe rápido, se disminuyen riesgos. Todo ello nada, pero nada de nada tiene que ver con trabajar con prisas o trabajar a gran velocidad. Velocidad es ir rápido, que no tiene que ver con ir bien, agilidad es ir con orden y ello nos lleva no solo a llegar antes sino a llegar mejor.

Soy consciente de que, según la empresa, según su dirección y según sus Líderes, estarás más cerca o lejos de trabajar de una forma u otra, ahora bien…en lo que tú puedas hacer o decidir. ¡Hazlo!.¡ Hazlo con ritmo, criterio y sin prisa!

¡Muchas gracias!

 

Yolanda Muñoz

 

El valor de la gratitud

Dice el refrán “que es de ser bien nacido ser agradecido”, por lo que partiendo de la sabiduría popular de nuestro refranero ya tenemos una definición clara de su significado y de la importancia y valor de la gratitud. El valor de la gratitud es inmenso.

Debo confesaros que he tenido dudas en algunos momentos, llegando a pensar que algo nos estaba ocurriendo como sociedad y como personas, ya que veía más acciones, gestos y comportamientos contrarios a ella, llegando a preguntarme si nos estábamos volviendo inmunes a la humano y nos estaba invadiendo una sobredosis de soberbia descomunal.

Menos mal que mi estado de locura fue transitorio y tomé consciencia de que mi duda no era sobre el gran valor de la gratitud, sino sobre el ser humano, aunque como fan y seguidora de lo humano, siempre siempre creeré en nuestra mejora. Por lo que trabajemos por dar la relevancia y lugar que la  gratitud merece y  que todos tenemos dentro, es una cuestión de trabajarla ;).

Definición de gratitud

La Real Academia Española (RAE), define la gratitud como “sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera”. Este es uno de los muchos significados que se le atribuyen, aunque en mi opinión la gratitud no conjuga demasiado bien con “obligación” más bien combina con “voluntad” y con “sentimiento de querer”, pero como os digo es “mi opinión”.

Recopilando información sobre la palabra gratitud y de donde proviene, os cuento que proviene del latín gratitudo, término que a su vez se forma de la raíz gratus, que significa ‘agradable’ y el sufijo tudo que expresa cualidad, por otro lado, la frase «dar las gracias» tiene su nacimiento en la expresión también latina «agere gratias», presente en la traducción oficial de la Biblia.

Ya avisaba en el siglo XVII el escritor y moralista francés, Jean de La Bruyère, sobre la existencia de “algo mágico”, común a cualquier ser humano con independencia de su raza, clase social o condición, que establece la barrera del agradecimiento y la gratitud, «Sólo un exceso es recomendable en el mundo: el exceso de gratitud».

Existen a lo largo de tanto y tantos escritos sobre la GRATITUD muchas frases y reflexiones maravillosas, os dejo dos de ellas que me dejaron fascinada, por lo que dicen, por como lo dicen y por el mensaje tan potente e inspirador que transmiten, espero os gusten:

«La gratitud no solo es la más grande de las virtudes, sino que engendra todas las demás» Cicerón

“Lo que nos ennoblece y nos mejora como personas no es el exigir sino el agradecer. La gratitud ni humilla ni esclaviza, simplemente es la memoria del alma”.  Marta Arrechea Harriet de Olivero

Partiendo de todo lo anteriormente comentado, la gratitud, parte del alma y del corazón de las personas, por lo que claramente es un sentimiento, sentimiento de bien hacia otra persona/s por una acción, gesto o palabra que lleva a una voluntad de corresponder con la misma reciprocidad dada. Es por ello por lo creo que la Gratitud va unidad a una Voluntad de Querer y en ningún caso a una Obligación de hacer.

gratitud

La sencillez consciente de “dar las gracias” y de ser agradecido conlleva multitud de cosas y todas ellas positivas en nosotros, pensemos en algunas de ellas:

  • Es gratis
  • Denota Educación y Amabilidad.
  • Practicas Empatía, ves el esfuerzo del otro.
  • Impulsas tu parte más social y relacional.
  • No necesitas ninguna formación para practicar gratitud…pero si vivir tus valores personales.
  • Las personas agradecidas son personas más generosas, más compresivas y más asertivas.
  • Generas más confianza y compromiso.
  • Es un reconocimiento muy apreciado, se pone en valor “al otro”.
  • Es acto que nos ennoblece y denota humildad.
  • Se trata de demostrar respeto y de valorar lo que los demás hacen por nosotros.
  • Fortalece vínculos
  • Nos genera más felicidad y bienestar.

Estos son solo algunos apuntes de positividad que genera y si además ese GRACIAS va acompañado de una sonrisa…su poder positivo se ¡multiplica!. Os invito a practicarlo!!

Si seguimos ahondando un poco más allá en este valor, podríamos preguntarnos: ¿En que se basa o se construye la gratitud?

Pensemos que la gratitud es el valor de valores, la misma se basa en los valores éticos que rigen nuestra vida y aunque parezca una obviedad, no cabe el egoísmo, individualismo y soberbia, sino más bien cooperación y la certeza que los seres humanos nos necesitamos los unos a los otros.

Seamos conscientes de que el agradecimiento no implica una acción de “devolver el favor” que nos hicieron, sino de guardar y recordar el acto de generosidad y nobleza que otra persona hizo por nosotros. Todos hemos oído hablar alguna vez “cadena de favores”, ¿verdad?… es un claro ejemplo de generosidad y gratitud.

¿Cuantas cosas tenemos que agradecer cada día?

Muchas y en los últimos meses creo que hemos sido aún más conscientes de ello, la pandemia actual ha puesto en el ojo del huracán lo vulnerable que somos y que nada es para siempre. Por lo tanto, practiquemos gratitud:  con tu familia, con tus amigos, con tus compañeros de trabajo, con tus contactos, con aquellas personas que hacen las cosas bien, con la vida en general e incluso con aquellos que son ingratos.

No hay nada mejor que contagiar y no contagiarnos, es lo que se llama conducta ejemplar.

Por último y no menos importante, no solo se trata de agradecer a los demás, sino que también debemos agradecernos a nosotros mismos, por todo lo que somos, por todo lo que hemos conseguido hasta ahora, a pesar de nuestros errores y de nuestros fallos, entendiendo que todo ello nos hacer ser quien somos, demos gracias por tantos y tantos aprendizajes hechos y por todos los que restan por venir.

La vida esta para vivirla, apreciándola en cada uno de sus instantes, aceptando lo que nos viene, pensado y sabiendo que somos lo que hemos decido ser…y no lo que deberíamos haber sido…por todo ello doy un gracias enorme a mi vida, porque no hay nada mejor como mirarse al espejo y saber quién eres y de que estas hecha (valores).

¿Y tú, has dicho ‘gracias’ lo suficiente?¿Practicamos??

¡Muchas gracias a todos!

Yolanda Muñoz

Y tú, cuarentañera ¿Qué quieres ser de mayor?

Este post lo he querido dedicar a todas nosotras, las cuarentañeras, las que estamos en esta fase que ahora se llama “reinventarse” y que toda la vida ha sido esto de ser resolutiva, curiosa, seguir adelante, “buscarse la vida, buscar tus sueños, resolver miedos, avanzar y retroceder para seguir luego avanzando. En definitiva, la vida misma queridas mías, sin más.

Antes de nada, unas palabras para mis queridos lectores masculinos, por favor no os “molestéis” con este post, para mi sois una parte fundamental y necesaria en nuestras vidas, en la sociedad y en todo lo que hacemos.

En mi opinión, hombres y mujeres han de estar en igualdad ante todas las situaciones de la vida con los mismos derechos y mismas obligaciones. Hombres y mujeres han de batallar juntos, de igual a igual, entendiendo todos y cada uno de nosotros, que en nuestras diferencias está nuestra complementariedad y nuestra fortaleza.

Nos necesitamos las unas y los otros, y juntos, como iguales desiguales y distintos somos “imparables” 😊……pero hoy permitirme que escriba con los ojos y el corazón de la mujer que soy.

Cuarentañeras

Cuando me refiero a cuarentañeras, lo hago extensivo al resto de las decenas, cincuentañeras, sesentañeras, a TOD@S. Cuanta sabiduría hay en todas nosotras y cuantas batallas diarias afrontamos verdad? Somos como diría mi abuela “la leche”.

Es curioso esto de ser mujer. Tiene en realidad cosas maravillosas, nos hace afrontar multitud de situaciones y vivencias de una forma un tanto “especial”, haciéndonos ver la vida con unos ojos creo que sensibles, empáticos y generosos; también, esto de ser mujer tiene su otro lado, podríamos denominar el “lado oscuro”, y por cual todas nos esforzamos cada día y tratamos de seguir mejorando.

Relacionar y entrelazar el hecho de ser mujer y el mercado de trabajo para mí es más que una obligación, llevo muchos años dedicándome a los recursos humanos y esta es mi realidad diaria, vista en el mundo de la empresa y vista en mi propia persona.

Son muchas las oportunidades que existen, pero también son muchas las limitaciones que se tienen, pensemos: a los 20 años hablamos de un perfil muy junior y sin experiencia, muchas veces aun cursando estudios.

A  los 30 años nos encontramos ante un perfil medio, con alguna experiencia laboral y una edad óptima para un desarrollo profesional extraordinario pero también estamos en una edad donde pensar en ser mamas es algo natural y esto condiciona y hace que a veces no optemos a algún puesto o rol que muy posiblemente merezcamos.

Llegamos a los 40 años o más, perfil más senior, con amplia experiencia profesional, donde con casi toda seguridad se  han tenido ya los hijos, y donde tienes un desarrollo profesional aún muy potente pero”eres mayor”, bueno más bien dicen “que eres mayor”.

Ninguna etapa es sencilla a la hora de buscar una oportunidad laboral, a la hora de buscar ese desarrollo profesional tan ansiado, y todas hemos hecho, hacemos y seguiremos haciendo todo lo necesario por luchar por todo aquello que creemos merecer, nacimos mujeres, nacimos guerreras, no en un sentido bélico, sino en un sentido de luchadoras y tenaces.

Últimamente nos preguntamos si trabajadores y trabajadoras de una empresa reciben el mismo salario y tienen las mismas oportunidades. ¿Lo has pensado tú alguna vez? En muchos casos, la respuesta a la pregunta es no.

Según un informe realizado por profesores de la Universidad Pompeu Fabra para el Observatorio Social de La Caixa, a igualdad de expedientes laborales, las empleadas tienen el 30% de oportunidades menos de ser convocadas a una entrevista de trabajo. Y si son madres, ese porcentaje sube hasta el 35,9%: “Las mujeres sufren una doble penalización, como mujeres y como madres.

Ante esta situación, situación que claramente no es ni fácil ni buena, tenemos por un lado el deber moral de seguir trabajandotodos juntos (hombres y mujeres) por lograr una igualdad para tod@s, y por otro lado, nosotras como mujeres seguir aprendiendo cada día y darnos la oportunidad de crecer hasta donde nosotras queramos, y para ello, tengas la edad que tengas, llega la pregunta mágica:  Y tú cuarentañera, ¿qué quieres ser de mayor?

¿Cuántas cosas podrías hacer distintas a partir de ahora? ¿Qué te apasiona? Si estás enamorada de tu profesión, cómo puedes continuar? Cómo luchar o perseguir aquello que sueñas?

Muchas mujeres hoy en día quieren cambiar de trabajo, abrir propio negocio, emprender, volver al mundo laboral tras la maternidad pero sienten miedo, presión, cargas… No son decisiones fáciles, al fin y al cabo. Creo que, para tomar decisiones importantes, hemos de pasar por distintas fases o etapas, la primera la reflexión contigo misma y tu entorno, la segunda el cuidarte mucho más a ti misma de lo que en realidad lo haces, y por ultimo no olvidar aquello de seguir aprendiendo y formarte.

La curiosidad, la capacidad de adaptación, el afrontar los cambios con agilidad, la ilusión por hacer nuevas cosas o hacerlas de manera distinta, el subirse al carro de la tecnología, el tener una mente abierta, el pensar nuevas alternativas etc. no es exclusivo de una edad o genero determinado sino de una personalidad y persona determinada, y todos podemos ser capaces de ello.

Dicen que no hay reinvención profesional sin una transformación personal

Mis queridas Mujeres, a los 40 años nos queda por desarrollar y vivir la mitad de nuestra carrera profesional………es un reto apasionante que no podemos perdernos…pero nos exigirá disciplina, esfuerzo, coraje, valentía y en algún momento un poquito de “mala leche” 😊

¿Qué necesitamos para esto de “reinventarnos”? 

  • Aprender a vivir con la incertidumbre, nuestro entorno es incierto y debemos aprender a navegar sobre el mismo, debemos ser capaces de gestionar nuestras emociones negativas ante situaciones que no podemos controlar, pero si podemos decidir cómo afrontar.
  • Saber entender tus buenos y malos pensamientos, ¿conoces a pepito grillo? esa voz interior que te dice “no lo hagas”, “no cambies”, “para más adelante”, “no es el momento” …esto es normal, no solo te pasa a ti, nos pasa a todas, aprendamos a darle la importancia que tiene y ser consciente de que tú decides! Siempre decides
  • Aprende a CONOCERTE, saber que te gusta, que te motiva, en que eres buena, que se te da mejor, que potencial tienes, como son tus relaciones con los demás, que te da miedo, que es importante para ti en la vida, etc. Dedicamos mucho tiempo a todas las personas de nuestro alrededor, pero a nosotras??, cuanto tiempo te dedicas a ti?  ¿A conocerte a ti?
  • Confía en ti misma como nunca nadie vaya hacerlo, eres tu mejor fan. Esto no va de ego, va de VALOR, de saber, conocer, entender y estar orgullosa de ti misma.
  • Coraje ante el fracasoser resilente, capacidad de afrontar la adversidad con valentía y rapidez, rapidez para empezar de nuevo las veces que sean necesarias. Distingue entre perseverar y persistir: persistir es insistir de la misma forma para lograr tu objetivo, perseverar va de intentar conseguir tu objetivo variando la forma, ya que no todas dan resultado, y esto es lo que denota tu capacidad de adaptación y de tomar decisiones rápidas, quédate con esta ultima

El reinventarse no significa tener que romper con tu pasado o quien eres hasta el momento, sino es más bien ir un poco más allá y construir un mejor yo para ese futuro que está por llegar, donde tu parte de pasado y tu parte nueva de futuro hacen de ti una mejor persona y profesional, como diría mi hijo “una crack”.

Pensemos en nuestros padres, ellos nos preguntaban que queríamos ser de mayor, ¿os acordáis??, que fue de aquello os pregunto yo ahora? En algunos casos a día de hoy puede que sea parecido a lo que queríais, en muchos otros casos casi seguro que no…pero esto no es lo importante, lo importante es sentirse plena con lo hecho y con todo lo que queda por hacer, tenemos que trabajar y vivir este HOY para llegar a ese MAÑANA.

Tengo 43 años, como diría una muy buena amiga mía, “son míos y me los he ganado”, a día de hoy no se me ocurre preguntarle a mi hijo que quiere ser de mayor, es muy muy probable que mi hijo trabaje en una profesión que hoy ni siquiera exista, es muy probable que cosas que le gusten ahora dentro de poco estén robotizadas.

Por lo tanto, mi deseo es que de mayor sea “un hombre de bien” y sepa afrontar la vida con las habilidades, conocimientos y valores que le hagan ser el mismo siempre….y que llegado el momento sepa “reinventare” las veces que hagan falta.

Las oportunidades se crean y se trabajan y a partir de los cuarenta aun más

¡Cuento con todas para seguir…mis queridas guerreras!

Gracias

Yolanda Muñoz

El poder de la risa y la sonrisa

Qué sería de nosotros sin el sentido del humor y la risa, algo que en muchas ocasiones no le damos el valor que merece y que sin ello nuestra vida sería muy pero que muy distinta. Hoy quiero dedicar este post al poder de la risa y la sonrisa.

No penséis que me he vuelto loca eligiendo este tema, la risa y sonrisa tiene un gran poder sobre todos nosotros y sobre quienes la reciben de nuestra parte.  Es un gesto tan positivo y de tal primer impacto, que marca como puedan acontecer los hechos siguientes al mismo.

Si me pongo a pensar en situaciones donde la risa ha llevado a cabo en mi vida situaciones realmente impensables, he de deciros que me vienen a la cabeza muchas de ellas, pues para mí el sentido del humor es un valor al alza, dice mucho de quien lo tiene y lo pone en uso al servicio del resto.

El sentido del humor, la risa

Dentro de todas esas situaciones que os comentaba, os cuento dos de ellas, donde esta risa vino a dar algo de paz, calma y esperanza a lo que estábamos viviendo, sobre todo por el lugar donde nos encontrábamos y situación en sí.

Os resumo brevemente, una fue en el Tanatorio, tras el fallecimiento de un familiar muy querido, donde estando junto a mi hermana y madre, pues nos dio por poner humor en relación a un gesto y situación que estábamos viviendo allí en ese momento, pues surgió la risa. Mucha risa para llenar nuestros ojos de lágrimas y era realmente un sinsentido, pero es que no podíamos parar de reír. Nuestro cerebro y corazón es sabio y esa risa nos estaba haciendo vivir esa situación de mucho estrés de una forma más llevadera. Aún nos reímos recordando esta vivencia.

La segunda, en una residencia de mayores, junto a una gran amiga, donde estaba allí su padre, tras un Ictus y donde la comunicación con él era complicada por la secuelas del mismo, pues aún así y pese a las grandes dificultades que sufría, no le impidió en muchas ocasiones, el hacernos  una “peineta” con su dedo corazón y llamarnos brujas a ambas, para finalmente partirnos de la risa junto a él. Momentos que sabíamos se sentía muy querido tanto por su hija como por los que allí estábamos.

el poder risa sonrisa

Friends with emoticons enjoying virtual reality experience

Qué poderosa esta risa en situaciones tan críticas ¿verdad? Al menos ofrece una normalidad con esperanza y un cariño incondicional,  ¿no creéis?

Es por ello, que, reflexionando sobre este tema, lanzo este post, porque ello no solo tiene un gran valor en nuestra vida personal, sino también en la vida profesional, ya que el poder de la risa, de la sonrisa y el buen humor en la vida de las empresas y organizaciones, de los equipos, de los Departamentos de Recursos Humanos y Personas, puede darnos sin lugar a dudas un valor diferencial y poderoso, que puede verse claramente en la cuenta de resultados de los negocios.

Pensemos que agradable es el ser atendido, sea en el ámbito o sector que sea, por una persona que te recibe con una sonrisa y con amabilidad, a todos nosotros esto nos agrada, y nos agrada porque nos traslada confianza y serenidad, nos gusta porque es un gesto alegre y positivo y ello nos hace que solo por el hecho de que nos atiendan de esta forma, decidamos ir a un sitio u otro.

Leyendo y documentándome sobre este tema, os invito a que analicemos juntos sobre ello, es realmente apasionante.

“La risa es propia del hombre”, la frase pertenece a Henri Bergson (1859-1941), premio Nobel de Literatura en 1927 y autor, entre otras obras, de La risa (1899). En cierto modo pensemos que el autor tiene razón, el reírse consiste, desde un punto de vista social, en un rasgo de nuestra especie y de ninguna otra.

La risa incluso tiene su propio lugar físico en el cerebro, se encuentra en el córtex prefrontal, la zona más humana del cerebro y que no la desarrollan otros animales. Según los expertos, en esta zona, reside la creatividad, la capacidad para pensar en el futuro y la moral. De ahí que seamos los únicos seres con capacidad de reírnos

¿Cuánto nos reímos las personas hoy?

Investigadores han calculado la cantidad promedio de veces que una persona normal se ríe en cada una de las etapas de su vida; dichos estudios reportan que:

  • Un niño ríe o sonríe 300 veces al día
  • Un adolescente alrededor de 80 veces al día
  • Un adulto sólo lo hace unas 10-20 veces al día

En el mejor de los casos.  ¿Qué nos está pasando?

Freud atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa. Esta capacidad fue científicamente demostrada cuando se descubrió que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de comenzar a reír, una intensa carcajada es capaz de activar músculos que difícilmente se activarían de otra manera.

 Cuando reímos a carcajadas nuestro cuerpo se activa y a su vezmás de 400 músculos. ¿No es increíble?

También sabemos que a través de la risa se generan una serie de hormonas que mejoran nuestra sensación de bienestar, las famosas endorfinas que todos conocemos.

el poder risa sonrisa

El humor, la risa y la sonrisa, son un remedio y un aliado indispensable en todas las etapas y situaciones de nuestra vida y por supuesto indispensable en el trabajo y en el mundo de la empresa también.

La risa en el trabajo, lejos de ser una frivolidad, fomenta el optimismo, el compromiso, la creatividad y la felicidad en los trabajadores y por lo tanto en su rendimiento, y esto es algo probado científicamente.

Cada vez son más las organizaciones que valoran un sano sentido del humor en sus candidatos, porque está demostrado que eso además de aumentar el rendimiento, cohesiona los equipos de trabajo y son muchos los que ven el humor como muestra de inteligencia.

¿Qué cosas positivas nos aporta la risa?

  • Nos ayuda adaptarnos mejor a las situaciones nuevas o complicadas, algo que para la situación actual que estamos viviendo es crucial.
  • Da lugar a ambientes más positivos, el sentido del humor capta la atención, favorece el buen clima de trabajo.
  • El sentido del humor es clave para relajar una situación y a las personas que viven la misma, por lo tanto, disminuye el estrés, ayuda a destensionar.
  • Mejora el sistema inmunológico, por lo que el cuerpo se vuelve más resistente y fuerte para luchar contra las infecciones, por lo tanto, es bueno para la salud y nuestro bienestar.
  • Nos hace más sociables, somos capaces de relacionarnos mejor con otros y en consecuencia es clave para el mejor trabajo en equipo.
  • Cuando compartimos buenos momentos con amigos o compañeros y reímos, sumamos momentos únicos y positivos con ellos, por lo que se genera, confianza, empatía, compromiso, ilusión y buenas sinergias.
  • La risa nos aporta un estado de ánimo positivo en general, el buen estado de ánimo y una actitud positiva hace que nos sintamos más saludables y podamos dar nuestro mejor yo en nuestra profesión, trabajando mucho mejor y siendo más productivos para nuestra empresa.

Hoy en día, está claramente demostrado que trabajar en entornos donde se favorece la risa y el humor da lugar resultados muy positivos, aumentado la productividad, la motivación de los equipos y las mejores relaciones entre roles, departamentos y por supuesto clientes.

Así mismo, dejar claro que promover este tipo de iniciativas o estrategias, no significa para nada en absoluto tomarse a la ligera las responsabilidades, las tareas, los proyectos o los clientes, lejos de la realidad, de lo que se trata es saber relativizar y despojarnos de aspectos negativos de nuestro día a día, para saber reírnos de nosotros mismos y a la vez tomar muy pero que muy enserio nuestro trabajo y desempeño

El humor y la risa pueden darnos un nuevo enfoque sobre las situaciones en las que nos encontramos y hoy en día es de una actualidad y realidad brutal para seguir avanzado.

Hoy frase de mi admirado Alex Rovira:

“La risa es el disolvente universal de las preocupaciones”

No olvidéis nunca el gran poder que tiene la risa y la sonrisa.

Gracias!!!

Yolanda Muñoz

Nuestra ética profesional

Tras unos días reflexionando sobre qué tema escribir, me han venido varios a la cabeza, pero uno de ellos resonaba constantemente, hacia ruido, mucho ruido, y allá voy. ¿Por qué dar la espalda a algo que resuena de forma repetida en tu cabeza? Estoy segura que sí, por eso hoy quiero reflexionar junto a vosotros sobre la ética profesional, algo que creo que tiene un valor infinito y que no tengo tan claro que esté valorado como toca en los tiempos que vivimos.

La idea ha estado resonando en mi cabeza de forma repetida y creo que se ha agudizado porque hace unos días recibí una pregunta por whatsapp, pregunta que cuando leí pensé: ¿Y dónde está la ética profesional ante el planteamiento de tal cuestión?  Creo que en los tiempos que vivimos, hoy más que nunca tenemos que tener claro que todo no vale.

Personalmente, creo que la ética profesional es el cómo hacemos las cosas, como personas dedicadas a una profesión que somos, y este cómo, es clave, ya que como os decía, no todo vale a la hora de llevar a cabo nuestra acciones, y esto podemos hacerlo extensivo tanto a nuestra parte profesional como personal.

¿Qué es la ética profesional?

Contamos dentro de cada profesión, con una gran paleta de colores para poder hacer las cosas de una forma correcta, profesional, constructiva, con valor para la sociedad y para nosotros, pero está claro que dentro de esa paleta también hay “claroscuros”. Y esto señores míos es la toxicidad vestida de profesional, aunque lejos de serlo, ya que llevan a cabo conductas y actuaciones que les deslegitiman para cualquier actuación que realicen, para la profesión que “dicen” desempeñar.

Si nos vamos a los origines de la ética vemos que es una rama de la filosofía dedicada a las cuestiones morales. La palabra ética proviene del latín éticos, y ésta a su vez procede del griego antiguo ἠθικός (êthicos), derivado de êthos, que significa ‘carácter’ o ‘perteneciente al carácter’. Por ello en el ámbito laboral y profesional hablamos de ética profesional.

La ética profesional seria el conjunto de normas de carácter ético aplicadas en el desarrollo de una actividad laboral y para llegar a esta conclusión, volvemos a la base de los más esencial como ser humano, que son los valores universales siendo esta ética profesional el cómo aplicamos estos valores a entorno del laboral y profesional al que nos dedicamos.

Los valores universales

Podría nombrar como los valores universales éticos más importantes, aunque no los únicos, a la justicia, la libertad, la responsabilidad, la honestidad y el respeto.

Por todo ello, como profesionales éticos que debemos ser, hemos de llevar a cabo nuestra conducta y desarrollo profesional, haciendo valer y poniendo en práctica cada día, estos valores universales, ya que de esta forma daremos sentido y propósito a nuestras profesiones y a nosotros mismo. Os detallo:

  • Justicia, cumpliendo con las normas de conducta de nuestra profesión, siendo objetivos, imparciales, equitativos y justos. Hoy la gran mayoría de organizaciones cuentan con códigos de conducta, formando y persiguiendo las prácticas que no son correctas y estableciendo canales adecuados para ello.
  • Libre, como derecho humano fundamental del cual gozamos, y nos da la capacidad de tomar decisiones y en consecuencia asumir nuestras responsabilidades. Nuestra libertad como persona no limita la libertad de los demás.
  • Responsable, cumpliendo nuestra palabra, cumpliendo nuestros compromisos, analizando las situaciones que se nos presentan y siendo coherentes y con criterio en nuestras acciones.
  • Honestos. Honrando la verdad, siendo sinceros, tengamos en cuenta que la honestidad es uno de los valores humanos más esenciales, las personas honestas generan una gran confianza donde no hay cabida a la mentira, el engaño y el mal hacer
  • Respetuosos, el valor de respeto es el que desde la cuna debemos ir aprendiendo e incorporando en nuestro ADN, dando sentido al mismo seremos capaces de relacionarnos y comprender mejor todo nuestro entorno y de compartir aquello que es importante para nosotros.

A día de hoy, muchísimos profesionales, organizaciones, entidades, sectores públicos, deportistas, empresas, autónomos etc. Estamos dignificando nuestras profesiones y las personas que somos, trabajando y viviendo con esta ética profesional tan necesaria, y a la vez, denunciando y luchando contra comportamientos que son inmorales, injustos y tóxicos, poniendo en evidencia que queremos una sociedad libre de estos personajes, que se esconde bajo la mediocridad, el abuso de poder y la incompetencia absoluta.

Dentro de toda esta reflexión, el gran reto del cual somos todos responsables, es tomar conciencia que no todo vale, y que debemos ser capaces de luchar, tanto profesionalmente como personalmente, contra conductas antiéticas que no tienen cabida en una sociedad moderna como la nuestra, conductas que sacan el lado más indigno y miserable del ser humano, y que ponerlo encima de la mesa no debe ser un ejercicio de VALENTIA, sino un ejercicio social y moral en pro del buen hacer.

Permitirme el lujo de recuperar una cita del gran Jacinto Benavente

“Lo peor que hacen los malos es hacernos dudar de los buenos”

Muchas gracias

Yolanda Muñoz

El valor de lo importante

Hoy me decidí a escribir el primer post de mi blog, la verdad está siendo todo un reto, pero es cierto que llevaba mucho tiempo dándole vueltas a ello, siempre he querido hacerlo y nunca encontraba el momento para ello. ¿Os suena esto, verdad? Estoy segura que a muchos de vosotros sí, es la reflexión que nos hacemos sobre varios temas o proyecto que queremos hacer, pero por algún motivo no hemos tenido “tiempo”, no hemos visto el valor de lo importante.

La pandemia mundial que estamos viviendo, está haciendo que todos nos replantemos muchas cosas, nos ha pillado a todos con el pie cambiado y ha puesto el mundo patas arriba. No pensábamos que algo así pudiera ocurrir, ¿verdad? Pero aquí estamos, viviéndolo en primer persona.

Pensemos que cada uno de nosotros teníamos unos planes para los próximos meses y nada de lo planificado podrá hacerse de la forma que pensamos en su inicio, esta es una nueva realidad, estamos ante una nueva situación y debemos afrontarla, tanto como sociedad como personas individuales.

El Covid-19, ha dejado muchas muertes por el camino, está siendo una gran tragedia, está habiendo mucho dolor y sufrimiento en muchas familias de este país, mi mayor respeto y sentimiento para todos ellos. Pero por favor, no olvidemos que seguimos en la lucha y que debemos tener conciencia social para que salgamos adelante, nadie puede hacerlo solo, y nos necesitamos los unos a los otros para lograrlo, hoy más que nunca necesitamos una sociedad con conciencia, una sociedad despierta y viva.

Hemos estado muchos días confinados en nuestras casas, y debo decir que ha habido momentos para todo, personalmente he tenido momentos donde todas las emociones se han mezclado, haciendo de ello un coctel molotov y sintiendo tantas y tantas cosas a la vez que he podido llegar a sentir hasta vértigo.

¿Cómo hemos vivido estos días?

He vivido estos días, momentos de llanto al escuchar la cifra de fallecidos e infectados, momentos de dolor por la pérdida de un amigo que no consiguió salir de la UCI, momentos de preocupación por no poder ver a mis padres y ayudarles, momentos de recuerdos, momentos de llamadas, de mensajes, de chat, de email. Muchos momentos de compartir, de una forma distinta a la que estábamos acostumbrados, pero al fin y al cabo una forma de poder estar.

el valor de lo importante

También, he vivido momentos de alegría, disfrutando como nunca de poder estar con mi hijo 24 horas al día, de compartir con mi marido tantas y tantas conversaciones que parecíamos de nuevo novios, he podido saborear el disfrutar de mi casa como hacía años que no lo hacía, he vuelto a cocinar recordando que no se me da tan mal hacerlo.

He vivido momentos de estar conmigo misma y reflexionar sobre qué quiero hacer con mi vida, que me hace feliz, donde creo que puedo dejar huella como persona. Me he redescubierto, siendo una persona entera, fuerte, resilente y buena. Este confinamiento me ha devuelto aún más mi esencia, y así quiero vivir sin lugar a dudas.

Estas semanas, nos han dado la oportunidad de poder ayudar y sumar a la sociedad #quedandonosencasa, este ha sido nuestro compromiso, y creo que como sociedad hemos dado ejemplo de ello. De nuestros sanitarios que decir,  valientes profesionales que con una dignidad y tesón sin igual han cuidado de nosotros, son realmente un orgullo para todos, y espero que esta vivencia ayude a que tengan el lugar y reconocimiento que se merecen.

Como olvidar a dependientes, limpiadores, auxiliares, policías, fuerzas armadas etc. etc…nada hubiera sido como ha sido sin el trabajo realizado por todos ellos, gran dedicación en todas estas semanas, sois grandes profesionales, mi total admiración, GRACIAS a tod@s por TANTO.

Para concluir, mi reflexión, hoy el valor de lo importante es estratégico en nuestras vidas, a nivel colectivo, no olvidar que somos seres humanos, aunque en ocasiones se nos ha olvidado y por lo tanto somos seres vulnerables.

Hoy deberíamos entender, más que nunca, que nos necesitamos los unos a los otros como sociedad para avanzar, que nos necesitamos para superar situaciones como la que estamos viviendo. Ahora toca actuar y proceder, como lo hizo otra generación por nosotros, ellos se están yendo, el Covid-19 se ha llevado a muchos, nuestros mayores han sido un gran ejemplo para todos nosotros.

Vivimos como hoy lo hacemos por todo lo que ellos pelearon en otros tiempos, al menos creo debemos intentar ser reflejo de todos ellos, de sus enseñanzas, se lo debemos, es un legado del cual somos responsables, honremos a nuestros mayores con el máximo respeto y compromiso.

A nivel personal, lo más importante la GRATITUD constante, diaria y sin olvido, por tener a mi familia sana y bien, por saber sacar el lado bueno de cualquier situación por difícil que sea, por no quejarme y ver el futuro con ojos esperanza, por redescubrirme y por saber que siempre puedes decidir tener una actitud diferente ante unas circunstancias complicadas, es tu decisión, es tu yo más interno

El valor de lo importante no es otra cosa que amar todo lo bueno que tienes cada día,  dar gracias por lo afortunado que eres por ello, ayudar y dejar huella sana en otros y saber afrontar cualquier dificultad que venga con resilencia, esfuerzo y bondad.

El valor de las personas nos lleva al éxito